Durante su embarazo

Cómo Ayudar Durante el Embarazo
Ser papá
Al saber que va a ser padre puede sentirse entusiasmado y confundido. Quizá se esté preguntando:

¿Cómo cambiará mi vida el tener un bebé?

¿Cómo pagaré todas las cosas que necesitará nuestro bebé?

¿Cómo puedo ser un buen padre?

¿Qué puedo hacer para ayudar durante el embarazo?

Hacerse preguntas como éstas es normal. A continuación se enumeran siete cosas que usted puede hacer:

1. Acompañe a su pareja a sus visitas antes de la concepción y a las visitas prenatales.
El médico debe conocer sus antecedentes médicos también. Conozca a las personas que cuidarán a su pareja y a su bebé durante el embarazo.  Antes de acompañar a su pareja al médico, escriba las preguntas que tenga y háblelas con ella. No tenga miedo de plantear esas preguntas durante la visita.

Durante la visita prenatal al final del primer trimestre (meses 1 a 3 del embarazo), podrá oír cómo late el corazón de su bebé.

Durante el segundo trimestre (meses 4 a 6), acompañe a su pareja si necesita realizarse un ultrasonido (una prueba que utiliza ondas sonoras para tomar una imagen del bebé). Podrá ver la cabeza, los brazos, las manos, las piernas y los pies del bebé. Incluso es posible que se entere del sexo de su bebé. El bebé comenzará a parecerle muy real.

Durante una visita prenatal en el tercer trimestre (meses 7 a 9), pregunte al médico, partera o enfermera cómo puede ayudar durante el parto.

2. Observe, escuche, busque y lea.
Mire videos, escuche casetes, busque información en Internet o lea libros sobre el embarazo, el parto y lo que significa ser padre.

3. Ayude a planificar las cosas para el bebé.
Hable con su pareja sobre lo que ambos desean para el bebé. Decida dónde dormirá el bebé y haga esa parte de la casa colorida y acogedora para el bebé. Vaya a comprar las cosas para el bebé.  Si le preocupa no tener suficiente dinero, he aquí algunos consejos que le ayudarán:

Pregunte a sus familiares y amigos si pueden prestarle una cuna, una mesa para cambiar al bebé, juguetes y ropa para el bebé. Seguramente algunos de ellos no tienen pensado otro hijo hasta dentro de cierto tiempo o no deseen tener más y les complacerá prestarle las cosas de su bebé. Vaya a tiendas de segunda mano y de empeño. Suelen tener muebles para bebé, juguetes y ropa a precios bajos.
Ahorre una pequeña cantidad de dinero cada semana para pagar las cosas del bebé. Incluso $10 a la semana pueden llegar a una suma que le facilite las cosas una vez que llega el bebé.

4. Acompañe a su pareja a las clases de preparación para el parto.
Aprenderá cómo ayudar a su pareja durante el parto. Pregunte al médico, partera, enfermero o clínica u hospital local dónde se ofrecen este tipo de clases en su localidad.

5. Ayude a su pareja a mantenerse sana durante el embarazo.
Ayúdela a comer una gran variedad de alimentos. Algunas opciones aconsejables son panes, cereales, arroz y pastas integrales, leche, queso y yogur totalmente o parcialmente descremados, carne y pollo desgrasados, y muchas frutas y verduras. Y tenga cuidado con lo que come usted también. Si usted come bien, le facilitará las cosas a su pareja.

Deje de fumar. Si fuma, está despidiendo humo que las demás personas a su alrededor respirarán. Este humo no es bueno para su pareja ni para su bebé. Puede ser nocivo para su salud cuando aún está en el útero e incluso después de nacer. Además, las mujeres embarazadas que fuman tienen más probabilidades de tener bebés demasiado pequeños y prematuros. Si ambos fuman o incluso si uno sólo de los dos lo hace, éste es el mejor momento para dejar de hacerlo. Solicite ayuda a su médico o recurra a grupos como American Cancer Society.

Ayude a su pareja a abstenerse de beber alcohol. Lo más conveniente es que la mujer no beba alcohol durante el embarazo ya que puede producir defectos de nacimiento en el bebé. Ayude a su pareja a abstenerse de tomar cerveza, vino, wine coolers, licores y tragos combinados. Puede ayudarle dándole jugos saludables y agua para beber o preparando juntos bebidas sin alcohol divertidas. Si su pareja bebe demasiado alcohol y no puede dejar de hacerlo, busque ayude para ella.

Ayude a su pareja a abstenerse de consumir drogas ilegales. Las drogas ilegales pueden ser nocivas para la salud de su bebé. Busque ayuda para su pareja si consume drogas ilegales. Si usted consume drogas ilegales, deje de hacerlo ahora por el bien de su bebé.

Hable con el médico sobre las drogas y los productos a base de hierbas. Tanto los medicamentos recetados como aquellos sin receta también puede ser nocivos para la salud de su bebé. Su pareja debe informar a su médico sobre cualquier medicamento que esté tomando. También debe consultarlo a él antes de tomar cualquier medicamento nuevo. El médico se asegurará de que los medicamentos, tanto recetados como sin receta, sean seguros para el bebé.

Asegúrese de que su pareja se mantenga alejada de los productos peligrosos que hay en la casa. Mantenga la pintura, el disolvente de pintura, los disolventes y herbicidas lejos del alcance de su pareja. No deje que vacíe la arena higiénica del gato.

Hacer ejercicio es algo muy bueno que pueden hacer los dos juntos. Pasear es fácil y barato y puede hacerlo prácticamente en cualquier lugar. Consulte al médico de su pareja sobre los tipos de ejercicio más seguros que pueden hacer juntos.

Ayude a su pareja a descansar y a controlar su estrés. Dejarla descansar cuando lo necesita es bueno para ella y para el bebé. Puede ayudar haciendo la limpieza, las compras y preparando la comida. Tome una siesta o recuéstese junto a ella. Hablar juntos sobre sus expectativas y planes para el bebé puede ayudar a reducir el estrés. 

Entienda que los cambios son una parte normal del embarazo. El embarazo produce muchos cambios en la sensibilidad de la mujer y en su cuerpo. Es posible que la vea feliz un minuto y triste al siguiente. Estos cambios rápidos de humor son comunes durante el embarazo. También es posible que su pareja se sienta cansada gran parte del tiempo. Esto se debe a que es una tarea dura llevar una vida nueva que está creciendo en su interior.

6. Continúe manteniendo relaciones sexuales si usted y su pareja lo desean.
Es posible que su pareja quiera tener más o menos relaciones sexuales que antes de estar embarazada. Su deseo sexual puede cambiar a medida que lo hace su cuerpo. Muchas personas encuentran que el sexo es diferente durante el embarazo. A medida que su barriga vaya creciendo, prueben diferentes posiciones. Encuentre una que les resulte cómoda a los dos. Hable con ella sobre lo que les parece bien. Recuerde que siempre y cuando el médico diga que no hay problema, es seguro tener relaciones sexuales durante el embarazo. No lastimará al bebé.

Para evitar las infecciones de transmisión sexual, tenga relaciones sexuales con una sola persona que a su vez no tenga ninguna otra pareja sexual y/o utilice un preservativo. Hable con su médico sobre la conveniencia de realizar pruebas de VIH para usted y para su pareja. En la sección Sexo encontrará más información.

7. Si su pareja decide amamantar al bebé,apoye su decisión.
La leche materna es el mejor alimento para su bebé. Tiene todo lo que su bebé necesita para crecer y estar sano. Averigüe más sobre la lactancia junto con su pareja. Hable sobre la lactancia con su médico, partera o enfermero.   Agosto del 2009
AddThis Bookmark

Send your questions to our health information specialists at askus@marchofdimes.com