Durante su embarazo

Cuidado Prenatal
El cuidado, atención o control prenatal es el cuidado que recibe mientras está embarazada. Usted puede recibir cuidado prenatal de un obstetra, un doctor primario de familia, una enfermera-partera certificada, una enfermera practicante de familia o una enfermera practicante para mujeres.

El objetivo del cuidado prenatal  es controlar el avance del embarazo para identificar problemas lo antes posible antes de que se tornen graves para usted o su bebé. Use sus visitas prenatales para hacerle preguntas a su profesional de la salud sobre su embarazo y la salud de su bebé.

Todas las mujeres necesitan cuidados prenatales, ya sean jóvenes o mayores, madres primerizas o madres que ya van por su quinto bebé. Recibir cuidado prenatal regularmente durante el embarazo es un beneficio para todas las futuras mamás. Las mujeres que reciben cuidados regularmente durante el embarazo tienen bebés más sanos, tienen menos probabilidades de tener un parto prematuro, y tienen menos probabilidades de tener otros problemas serios relacionados al embarazo.

Durante las visitas prenatales, el profesional:

  • Le enseñará a la mujer sobre el embarazo
  • Controlará cualquier condición médica que la mujer pueda tener (como la alta presión de la sangre)
  • Le hará pruebas para detectar problemas en el bebé
  • Le hará pruebas para detectar problemas de salud en la madre (como la diabetes gestacional)
  • Puede recomendarle otros servicios como los grupos de apoyo, el programa WIC (programa para mujeres, bebés y niños) o clases para la preparación para el parto

Durante su embarazo, acuda a todas las visitas de cuidado prenatal aunque se sienta bien. Habrá veces que se le puede hacer difícil acudir a una de sus citas para el cuidado prenatal o pensará que es una pérdida de tiempo. Sin embargo, para el bienestar de su bebé, su cuidado prenatal debe ser una prioridad.

Lo ideal sería visitar a su profesional antes de quedar embarazada. A esto se le conoce como un chequeo de preconcepción. En esta visita usted puede abarcar dudas e inquietudes antes de que quede embarazada.

Programa de cuidado prenatal
En cuanto crea que está embarazada, acuda para un chequeo prenatal. Un programa típico de cuidado prenatal es el siguiente:

  • Semanas 4 a 28 - Vaya a una visita cada 4 semanas (una vez por mes).
  • Semanas 28 a 36 - Vaya a una visita cada 2 semanas (dos veces por mes).
  • Semanas 36 hasta el parto - Vaya a una cada semana (una vez por semana). 

Es posible que las mujeres con condiciones crónicas de salud o un embarazo de "alto riesgo" tengan que consultar a su médico con más frecuencia. Si usted tiene alta presión arterial, diabetes o una enfermedad de los riñones, cerciórese de que estén bien controladas. Siga las recomendaciones de su profesional de la salud y tome sus medicamentos como su médico se lo haya indicado.

Su primera visita prenatal 
Durante su primera visita de cuidado prenatal, su profesional le hará muchas preguntas y algunas pruebas. En la primera visita, su profesional de la salud:

  • Le pregunta sobre su historial médico, familiar y de embarazos.
    • Su historial médico incluye las condiciones crónicas de salud que usted tenga, como la diabetes y la alta presión arterial. También incluye cualquier medicina que usted toma, con o sin
      receta, y los suplementos herbales. Algunas pueden ser dañinas para su bebé si las toma durante el embarazo. Avísele a su profesional sobre cualquier droga o medicina que esté tomando.
    • Su historial familiar se trata de las condiciones de salud que son comunes en su familia, especialmente el nacimiento prematuro.
    • Su historial de embarazos incluye sus embarazos anteriores o si ha tenido dificultad en quedar embarazada. Avísele a su profesional si ha tenido un nacimiento prematuro
  • Controla su peso y le hace algunas pruebas prenatales de rutina. Las pruebas prenatales son pruebas que se le hacen a usted durante el embarazo. Le ayudan al profesional a controlar su estado de salud y el de su bebé. A usted le hacen pruebas prenatales de rutina en cada visita. Las pruebas de rutina son:
    • Chequeo de la presión arterial - Para cerciorarse de que su presión arterial está bien.
    • Análisis de sangre - Para cerciorarse de que no tenga anemia e infecciones, como la hepatitis. También puede averiguar su tipo de sangre y su factor Rh. El factor Rh es una proteína que algunas personas tienen en los glóbulos de la sangre.
    • Análisis de orina - Para detectar infecciones, proteína y azúcar. Tener demasiada proteína en la orina puede ser una señal de preeclampsia, un tipo de alta presión arterial que desarrollan algunas mujeres embarazadas. Tener demasiada azúcar en la orina puede ser una señal de diabetes.
  • Le puede hacer otras pruebas en su primera visita:
    • Papanicolau - Para analizar las células del cuello uterino.
    • Examen pélvico - Para examinar sus órganos pélvicos, como la vagina y el cuello uterino.
    • Ultrasonido - Para determinar la edad de su bebé.
  • Le dice su fecha probable de parto - Para hacer esto, su profesional necesita saber el primer día de su última menstruación.
  • Le receta vitaminas prenatales - Estas contienen 600 microgramos de ácido fólico, una vitamina que puede ayudar a prevenir defectos de nacimiento del cerebro y la médula espinal.

Siguientes visitas prenatales
En las siguientes visitas prenatales:

  • Se le hacen las pruebas prenatales de rutina de nuevo.
  • Podrá escuchar los latidos cardíacos del bebé entre las 10 ó 12 semanas de embarazo.
  • Su profesional de la salud le mide la barriga para controlar el crecimiento del bebé. Esto comienza alrededor de la semana 20 de embarazo.
  • Usted puede hablar con su profesional de la salud sobre cómo se siente.

Recuerde que todo lo que le diga a su profesional es confidencial. Esto significa que su profesional de la salud no puede decirle a ninguna otra persona lo que usted le ha dicho a menos que usted lo autorice. Por eso, no debe tener miedo de hablar sobre algunas cuestiones que pueden parecerle incómodas o embarazosas. Puede decirle con tranquilidad a su profesional si fuma, si bebe alcohol, si toma alguna droga o si su pareja la lastima o la asusta. Su profesional necesita saber todo sobre usted y sobre su estilo de vida para poder brindarle a usted y a su bebé la mejor atención.

Cuidado prenatal gratis o de bajo costo
Si usted no cuenta con seguro médico o no puede pagar por el cuidado prenatal, averigue acerca de los servicios para el cuidado prenatal gratis o de bajo costo en su área:

  • Llame al 1-800-311 BABY (1-800-311-2229). Esta línea telefónica gratis la pondrá en contacto con su departamento de salud local. Proveen servicios en todos los estados en los Estados Unidos, incluendo Puerto Rico. 
  • Llame a la Línea Nacional Prenatal Hispana al 1-800-504-7081.
  • Llame o visite a su departamento de salud local.

Nadie sabe exactamente por qué las mujeres que reciben cuidados prenatales desde el comienzo y en forma regular tienen embarazos más saludables y bebés más sanos. Lo que sí sabemos es que funciona. Por eso, no deje de ir a sus visitas prenatales. Hágalo por usted y por su bebé.

Recuerde: Además del cuidado prenatal, asegúrese de ir al dentista temprano en el embarazo para mantener su boca y dentadura sana. Usted puede visitar a su dentista con más frecuencia durante el embarazo.

Noviembre de 2010

AddThis Bookmark

Send your questions to our health information specialists at askus@marchofdimes.com