Antes de quedar embarazada

Emocionalmente
Ser madre es un trabajo exigente que llenará todo su tiempo. Ningún momento es mejor o peor que otro para tener un bebé. Depende de usted y de su pareja. Pero antes de quedar embarazada, piense en los desafíos emocionales y en los cambios en su estilo de vida que deberá enfrentar al tener un hijo. Es importante que usted y su pareja estén de acuerdo en los puntos principales o que comiencen a conversar para resolver sus diferencias antes de concebir.

Hágase estas diez preguntas:
  • ¿Por qué desea tener un bebé? ¿Ha tomado la decisión por sí misma? ¿La están presionando su pareja, sus padres o alguna otra persona?
  • ¿Cómo influirá un niño en la relación con su pareja? ¿Están listos los dos para ser padres?
  • Si no tiene pareja, ¿está preparada para criar a un niño sola? ¿Quién la ayudará?
  • ¿Cómo afectará el bebé a sus planes de futuro en el área educativa y profesional?
  • ¿Usted y su pareja tienen diferencias religiosas o étnicas? ¿Han conversado sobre cómo manejarán estas diferencias y cómo podrían afectar a su hijo?
  • ¿Cómo tiene pensado cuidar a su hijo?
  • ¿Está dispuesta a criar a un niño con problemas de salud o necesidades especiales?
  • ¿Está dispuesta a levantarse temprano los fines de semana? ¿Está dispuesta a buscar a una persona que cuide a su hijo cada vez que desee salir sin su bebé?
  • ¿Le gusta pasar su tiempo con niños? ¿Se ve a usted misma como madre?
  • ¿Qué le gustó sobre su infancia? ¿Qué cosas no le gustaron? ¿Qué desea para su hijo?
AddThis Bookmark

Send your questions to our health information specialists at askus@marchofdimes.com